Tal vez muchos pensábamos que tras dos años de enfrentar una pandemia, que aún con el alto número de vacunados a nivel mundial sigue causando muchos problemas a muchos países, tanto económicos como sanitarios, las potencias trabajarían mas unidas en pro de la estabilidad mundial.

Sin embargo, el pasado 24 de febrero el presidente de Rusia Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” en Ucrania, se registran fuertes explosiones en varios puntos del este de Ucrania, desde Sloviansk y Kramatorsk a Járkov, Moscú defiende que es una operación para “desmilitarizar” el país vecino, pero no pretende la ocupación.

Para el 25 de febrero las tropas Rusas ya habían llegado a Kiev, según el Kremlin los ataques estaban siendo dirigidos a las bases e instalaciones militares ucranianas, sin embargo según reportes fueron atacadas infraestructuras civiles, causando al menos 137 muertos.

Mientras tanto en Ucrania, el presidente Volodímir Zelenski declaró en un video “Rusia ha atacado nuestra infraestructura militar y a nuestros guardias fronterizos, en muchas ciudades se escucharon explosiones. Estamos imponiendo la ley marcial en todo el territorio de nuestro estado”, así mismo, firmó un decreto que impide que todo hombre de 18 a 60 años abandone el país y se una al ejército.

Si bien el incremento en los ataques de Rusia sobre territorio Ucraniano esta ocasionando una de las crisis de refugiados más grandes en Europa, el decreto de Zelensky que obliga a todo hombre mayor de 18 años a luchar, a provocado que miles de familias tengan que separarse mientras buscan refugio en otro países.

Las protestas en contra de la invasión Rusa no se hicieron esperar, en todo el mundo se han realizado manifestaciones multitudinarias para pedir el cese de la movilización militar de Rusia en Ucrania, también para pedir protección a la gente que está saliendo del país para escapar del conflicto.

Imagen: Pixabay

Por otro lado, el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal,  emitió un comunicado donde dijo que «Lamentablemente que a partir de ahora, la zona de Chernóbil, la llamada zona de exclusión de Chernóbil y todas las estructuras de la central nuclear de Chernóbil están bajo el control de los grupos armados rusos».

Recordemos que el 26 de abril de 1986 el reactor número 4 de la planta de energía nuclear explotó, arrojando material radiactivo, una tragedia que aún hasta la fecha sigue activa, recordemos que no fue hasta el 2017 cuando el lugar que contenía el reactor fue totalmente cubierto para contener la expansión de la radiación. Sin embargo, para finalizar con el desmantelamiento de los reactores aún falta mucho tiempo, pues se calcula que sería hasta el 2064.

Imagen: Pixabay

 

0