Imagen: Pixelbay

Noviembre 30, 2020 / Staff 

Desde el inicio de la pandemia el uso del cubrebocas para prevenir el contagio de Covid-19 ha sido una constante, si bien no nos protege un 100% de contraer la enfermedad, disminuye dramáticamente la posibilidad.

A lo largo del año han variado tanto los costos, como los materiales, ya que con el incremento de los contagios hubo desabasto de éstos, por lo que muchas personas recurrieron a elaborar en casa su propios cubrebocas, que si bien no ofrecen la protección de los de uso médico, ayudan a que respiremos menos gotículas que podrían estar cargadas con el virus, debe contar con al menos tres capas dependiendo de el material, una recomendadación de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos, para la fabricación de cubrebocas caseros, es utilizar capas de algodón 100% como las de sábanas o playeras y camisetas, pero debemos verificar que se puede respirar sin dificultad a través de esas capas. También es importante verificar que se ajusta adecuadamente a la cara y que no se deforme cuando se lava.

Imagen: Pixelbay

Cubrebocas con Filtro

Entre las opciones de cubrebocas tenemos una opción que puede parecer atractiva, pero que desde hace ya algunos meses, se ha demostrado que debido a la existencia de los asintomáticos es perjudicial para cortar la cadena de contagios, estamos hablando de los cubrebocas con válvula o filtro.

Imagen: Pixelbay

El Director de Promoción de la Salud Ricardo Cortés explicó que los cubrebocas con filtro o válvula, que ya son conocidos como los cubrebocas «egoístas», pueden proteger a la persona que lo usa de contraer Covid-19, pero si ésta persona es un paciente asintomático, por medio del filtro, puede esparcir el virus y contagiar a las personas a su alrededor, la razón está en que la válvula sólo sirve para filtrar el aire que se respira, pero no el que se exhala, por ello exhortó a la población ha dejar de adquirir éste tipo de cubrebocas.

0 30