El encargado de dirigir este clásico fue Jack Arnold, quien también estuvo al frente de otras grandes películas que inspiraron a las nuevas generaciones, tal es el caso de Vino del espacio exterior de 1953, Tarántula de 1955 y El hombre increíble de 1957, de las cuales platicaremos en futuras entradas.

El monstruo de la laguna negra comienza con un grupo de científicos que viajan a la selva del amazonas para investigar el descubrimiento de un fósil de una criatura desconocida, quienes después de reunirse con patrocinadores se dirigen a Manaos para comenzar la expedición en el río.

(Tal vez las escenas del bote y algún personaje les recuerden a cierta película protagonizada por Jon Voight y Jennifer López).

Pronto descubrirán que esta expedición los llevará a vivir una experiencia terrorífica, tendremos unas escenas bajo el agua grandiosas en donde los buzos e incluso nuestra protagonista Kay Lawrence (interpretada por Julie Adams) estarán siendo vigilados por una criatura misteriosa que los ha estado siguiendo desde el momento en que descubrieron el fósil.

El diseño de la criatura estuvo a cargo de Milicent Patrick, la primera mujer en trabajar en un departamento de maquillaje y efectos especiales, Milicent, anteriormente había trabajado como animadora para Disney.

Cuando se estreno El monstruo de la laguna negra, Milicent fue enviada en una gira de ruedas de prensa, fue bautizada «La Bella que creó a la Bestia», sin embargo Bud Westmore (quien era el director del departamento de maquillaje de Universal) no quería que se quedara con crédito, así que cambió el nombre a «La Bella que vive con la Bestia», y es por eso que en los créditos de la película solo aparece acreditado Bud Westmore en la sección de maquillaje.

La música estuvo compuesta por Henry Mancini, Herman Stein y Hans J. Salter, en el largometraje De vuelta a la laguna negra explicaron que los ejecutivos de Universal dieron la indicación de que dicha melodía fuese incluida cada vez que la criatura apareciera, algo que podemos ver como referencia en películas que salieron años después, como Tiburón de 1975, dirigida por Steven Spielberg.

Otra película que tomó como inspiración ésta película es La Forma del agua del 2017 dirigida por el mexicano Guillermo del Toro, quien quiso hacer una versión más romántica y desde el punto de vista de la criatura, y el resultado fue una película ganadora de varios premios Óscar, incluidos mejor película, mejor director, mejor banda sonora y mejor diseño de producción, cabe mencionar, que no es una película apta para toda la familia.

El problema con películas como El monstruo de la laguna negra de 1954, es la dificultad para encontrarlas en plataformas de streaming, pero sin duda, es una gran recomendación si tienen la oportunidad de verla.

0