Ante la propuesta del presidente de la republica Andrés Manuel López Obrador, de eliminar el horario de verano, no han faltado las opiniones de que esto tendría graves consecuencias, no solo en el impacto de ahorro energético, si no también en cuestiones operativas en negociaciones con países que aun lo implementan.

Según el mandatario se realizo una encuesta por la Secretaría de Gobernación (Segob) en la que se refleja que el 71% de la población esta de acuerdo que se suprima.

A nivel mundial fue en 1916 cuando Alemania decidió implementarlo, seguido de varios países europeos, Estados Unidos decidió aplicarlo hasta 1918, después diversas naciones pensaron que el objetivo era muy atractivo y prometedor, así que poco a poco fueron adoptando esta medida.

En México el horario de verano se puso en marcha por primera vez el 7 de abril de 1996 en el sexenio de Ernesto Zedillo, el objetivo, como ya mencionamos fue el de aprovechar al máximo la luz del sol.

Oficialmente los cambios de horario en México son de la siguiente manera:

El horario de verano comienza el primer domingo de abril

El horario de invierno comienza el último domingo de octubre

Controversias y eliminación

En el año 2018 en Europa, se realizó una encuesta publica en la que el 80% de los 4,6 millones de europeos que participaron, estuvieron a favor de la eliminación de los cambios de horario, por lo que la Comisión Europea propuso finalizarlo en 2019.

Sin embargo, a falta de llegar a un acuerdo por parte de los estados que conforman la Unión Europea no se ha logrado avanzar en la propuesta de continuar o suprimir los cambios de horario.

En Europa, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), comentó que “la realidad actual es muy diferente a la situación que se vivía cuando se decidió que era lo más adecuado para el ahorro energético”, pero en estos tiempos en donde han cambiado de manera sensible las rutinas de los ciudadanos, la extensión del teletrabajo, así como las nuevas exigencias de eficiencia energética en iluminación y climatización, “no existen informes actualizados que permitan demostrar que el cambio horario implique hoy día un ahorro”.

Otros casos que encontramos en la actualidad en algunos países que han optado por cancelarlo, dicen que se debe a que el consumo energético ya no es tanto por la iluminación, que en aquellos años era el principal consumo de la industria y los hogares, hoy en día con el avance de la tecnología, los aparatos eléctricos y diversos artículos que se conectan a la corriente eléctrica han cambiado eso, por ejemplo las baterías recargables, los celulares, las pantallas e infinidad de electrodomésticos que están en constante uso.

También han señalado que tiene impacto en la salud, incluso podría ocasionar alteraciones físicas, sobre todo en población vulnerable como niños y adultos mayores.

Opiniones de la gente

Hay personas que comentan «Prefiero mil veces tener una más de luz por la tarde, salir de trabajar y que sea de día», otros casos con personas que tienen hijos pequeños dicen que por la tarde los niños todavía tienen oportunidad de jugar un poco en el exterior, e incluso hay personas que dicen que tener más luz por la tarde ayuda a sentirse mas tranquilos debido a la inseguridad, recordemos que con el horario de invierno anochece más temprano.

Queda en duda, si la eliminación del horario de verano nos dejaría con el horario de invierno fijo, o si se optaría por permanecer con el horario de verano de aquí en adelante.

A ti, ¿que horario te parece más cómodo?

0