El pasado 5 de noviembre Pfizer anunció que su píldora experimental conocida como PF-07321332 o Paxlovid, redujo el riesgo de hospitalización y muerte para los pacientes de alto riesgo que participan en un ensayo del medicamento, mostró una reducción del 89% en el riesgo de hospitalización o muerte por covid-19 entre las personas que recibieron el medicamento en los primeros tres días de la aparición de los síntomas, la píldora debe administrarse en combinación con un medicamento antiviral más antiguo llamado ritonavir,

Aunque no pueden considerarse una cura y tampoco funcionan como lo hacen los antibióticos contra las infecciones bacterianas, las píldoras antivirales contra el covid-19 pueden ser complementos importantes de los tratamientos hospitalarios, indicaron que la píldora es para que se tome en casa antes de que las personas se enfermen lo suficiente como para ir al hospital.

Imagen: Pixabay

Otra buena noticia es que el laboratorio, anunció que firmó un acuerdo de licencia con Medicines Patent Pool, una organización de salud pública respaldada por las Naciones Unidas para permitir un acceso global más amplio a su píldora experimental contra el covid-19, esto proporcionaría a los fabricantes de genéricos la posibilidad de hacer que la píldora esté ampliamente disponible en 95 países de ingresos bajos y medios que cubren el 53% de la población mundial,

En el comunicado además se explicó que «Pfizer no recibirá regalías sobre las ventas en países de bajos ingresos y además renunciará a las regalías sobre las ventas en todos los países cubiertos por el acuerdo, mientras que el covid-19 sigue siendo clasificado como una emergencia de salud pública de preocupación internacional por la Organización Mundial de la Salud».

 

0