Actualmente la pandemia ocasionada por la Covid-19, mantiene al mundo en alerta, a pesar de que la vacunación sigue avanzando, en algunos países más que en otros, y es que ésta enfermedad no solo ha demostrado tener riesgos al momento de contagio, si no que también existen secuelas que hacen que los que la padecen puedan presentarlos por un largo tiempo, según un artículo de la OMS,  algunos síntomas pueden persistir o volver a aparecer por semanas o meses luego de la recuperación inicial. Esto también puede ocurrirle a personas con una enfermedad leve. Las personas no contagian a los demás durante este tiempo.

Material para redes sociales sobre vacunación y COVID-19.

Además se ha encontrado que algunos pacientes desarrollan complicaciones médicas que pueden traer problemas de salud duraderos, los síntomas que han persistido con más frecuencia son:

•Fatiga crónica
•Tos, congestión o dificultad para respirar
•Pérdida del gusto o el olfato
•Dolores de cabeza y cuerpo
•Diarrea, náuseas
•Dolor de pecho o abdominal
•Confusión ‘Niebla mental del COVID’

Imagen: Pixabay

En México, de acuerdo con un comunicado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los pacientes con secuelas como dificultad para respirar, cansancio, tos, fiebre, dolor muscular, en articulaciones, entre otros, son atendidos por un equipo multidisciplinario de salud, fortalece los Servicios de Rehabilitación en unidades médicas de primero, segundo y tercer nivel, gracias a esto aproximadamente 178 mil personas con diversas complicaciones o secuelas han recibido intervenciones, además de rehabilitación pulmonar por esta enfermedad.

 

0